Béisbol 11/10/2017 - 12:02 a.m. miércoles 11 de octubre de 2017

Gurriel disfruta de lo que siempre soñó con poder realizar

El cubano está donde merecen sus grandes dotes de pelotero

El cubano está disfrutando de su gran momento. / John Cetrino | EFE
John Cetrino | EFE

El cubano está disfrutando de su gran momento.

Servicios internacionales
online@laestrella.com.pa

Yulieski Gurriel no tiene sobre sus hombros el peso mediático de otros jugadores de los Astros de Houston, como Carlos Correa, José Altuve o George Springer; sin embargo, el cubano no solo está aportando sus talentos múltiples al equipo, lo hace sin mucho escándalo, con un bajo perfil digno de una gran estrella del béisbol.

Con 33 años, edad en la que otros peloteros tiene más de diez años de jugar en las Grandes Ligas, Gurriel apenas transita por su primera temporada completa; sin embargo, ese evento vital no incide en el rendimiento de un pelotero que pudo haber sido una súper estrella en su momento de mayor esplendor, pero que todavía demuestra esa gran calidad.

Al nativo de Sancti Spiritus le faltó el cuadrangular para completar el ciclo de bateo, en el triunfo 5-4 de los Astros sobre los Medias Rojas de Boston, con el que ganaron su manga en la serie divisional, y ahora, aguardan a quien triunfe hoy miércoles, entre los Yanquis de Nueva York y los Indios de Cleveland, por el campeonato de la Liga Americana y el pase a disputar la Serie Mundial.

GRANDES APORTES

Gurriel está jugando la primera base, una decisión que el mánager de los Astros, A.J. Hinch tomó calculando cualquier riesgo, y que le ha dado buenos resultados.

En su primera temporada completa, bateó para .299, con 18 jonrones y 75 carreras empujadas, excelentes números para un pelotero que prácticamente despegó de Cuba hacia las Grandes Ligas el año pasado, casi sin pasar por las ligas Menores.

En la serie divisional ante los Medias Rojas, bateó para .529, solo detrás del venezolano José Altuve, con nueve imparables en 17 turnos, un doble, un triple y una carrera anotada.

‘Lo que nos gusta de Yuli es que por su experiencia, se adapta a las situaciones con mucha facilidad', apuntó Hinch.

El nuevo entrenamiento al que fue sometido Gurriel, para tratar de que pudiera jugar la mayor cantidad de partidos dio sus frutos, ya que estuvo en 139 de los 162 partidos de la temporada regular, algo que nunca había hecho en su natal Cuba, jugando en la Serie Nacional.

Hoy, Gurriel disfruta de ser protagonista en un equipo que confió en sus capacidades y apostó por él.

‘Me siento muy contento por estar aportando mi grano de arena al equipo. Todavía nos falta bastante, pero sé que tenemos la capacidad para seguir adelante', destacó el caribeño.

La gran temporada de los Astros de Houston, con 101 victorias este año, se debe al poder de sus peloteros latinos, encabezados por los venezolanos José Altuve y Marwin González, los puertorriqueños Carlos Correa y el veterano Carlos Beltrán y el cubano Yulieski Gurriel, un pelotero repleto de energía y que derrocha calidad.

comments powered by Disqus