27/03/2019 - 9:17 p.m. miércoles 27 de marzo de 2019

Liberan a militar colombiano secuestrado por indígenas en zona de protestas

El militar, identificado como John Jairo Mondol Duque, fue entregado a una misión encabezada por la Defensoría del Pueblo

 / @DefensoriaCol
@DefensoriaCol

EFE

Un mayor del Ejército colombiano fue liberado este miércoles por los indígenas que le habían secuestrado en el departamento del Cauca (suroeste), zona en la que los nativos protestan desde el pasado 11 de marzo para exigir el cumplimiento de acuerdos firmados con gobiernos anteriores, informó la Defensoría del Pueblo.

El militar, identificado como John Jairo Mondol Duque, fue entregado a una misión encabezada por la Defensoría del Pueblo y posteriormente fue recibido por su titular, Carlos Negret, informó su despacho en Twitter.

"El defensor del Pueblo, Carlos Negret, recibe al mayor del Ejército John Jairo Mondol Duque, quien había sido retenido en el departamento de Cauca cuando se desplazaba para visitar a su hija de cuatro años que padece meningitis", puntualizó la Defensoría en su cuenta de Twitter.

El ministro de Defensa, Guillermo Botero, explicó horas antes en esa misma red social que el militar se encontraba fuera de servicio por una "calamidad doméstica" cuando fue secuestrado en la vereda (aldea) de La Agustina, que forma parte del municipio de Santander de Quilichao, epicentro de la protesta indígena.

Al respecto, la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, explicó a periodistas que iba en camino a reunirse con los dirigentes de la minga, como denominan los indígenas a su protesta, cuando se enteró del secuestro.

Por ello la funcionaria y su comitiva, que negocian desde la semana pasada con los indígenas, se vieron "obligados a suspender este diálogo" hasta la liberación del mayor Mondol.

De todos modos, Gutiérrez aseguró que el Gobierno sigue "dispuesto a mantener el diálogo y aclarar lo sucedido con este soldado".

Los diálogos entre Gobierno e indígenas ya fueron suspendidos el pasado 23 de marzo mientras se investigaba otro secuestro de dos militares colombianos en la zona.

Sin embargo, tras verificar la liberación de los dos soldados y su entrega a representantes de la ONU y la Defensoría del Pueblo, las partes retomaron las conversaciones.

Durante las manifestaciones, que en algunas jornadas han derivado en brotes de violencia, el policía Boris Alexander Benítez Leclerc, murió tras recibir un disparo en el cuello mientras que siete uniformados más han resultado heridos.